El continente perdido, el rincón más frío del planeta, el lugar más fascinante que jamás he visitado. Uno de estos sitios que cuando estás allí ya estás pensando cómo hacer para volver. Es naturaleza en estado puro.